Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Dinero ‘online’ a precio de oro

Publicado en por pablo

Tienen lemas como “pim, pam, pasta”, “lo quieres, lo tienes”, o “anticipa tu nómina”. Ofrecen dinero de forma casi inmediata: en un tiempo récord de 15 minutos pueden llegar a valorar una solicitud online que solo necesita de una serie de sencillos pasos. Son los minipréstamos, préstamos rápidos o e-créditos, una forma de recibir entre 50 y 750 euros para pequeños gastos, que se pueden conseguir a través de las decenas de prestamistas que inundan de anuncios los medios de comunicación. Una cuenta bancaria, un teléfono móvil y el DNI pueden ser suficientes para conseguir esa liquidez. A cambio, siempre, de pagar intereses de no menos de un 2.000% o hasta de un 4.000% o más en un momento en que el Banco Central Europeo facilita a los bancos dinero al 0,05%. Hay cientos de ejemplos: la web Via SMS ofrece 600 euros a devolver en 20 días con un 4494% TAE (tasa que revela el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero, y que incluye el interés y los gastos y comisiones bancarias). El consumidor, en el mejor de los casos, acaba abonando 740 euros si no se retrasa. Al otro lado del teléfono, el contestador de Krédito24, otra de las empresas más populares, informa de qué ocurre cuando el cliente tarda un día más de lo estipulado en abonar la cuota: “La comisión por impago es del 20% del importe principal del préstamo”. Si el retraso es de seis días la comisión sube al 25%, y así hasta un 45% más si el usuario supera los 15 días.

Québueno, Vivus, Préstamo10, Cashper, Wonga, Crédito Móvil, Dispón, PepeDinero o Contante son algunas de las empresas de este floreciente negocio que no están sometidas a las mismas normas que se exigen a los bancos y cajas de ahorro y, por tanto, no figuran en ningún registro del Banco de España, según confirma la propia institución. Las web que prestan un máximo de 200 euros ni siquiera necesitan cumplir a la ley 16/2011 que regula los contratos de crédito al consumo y que obliga a facilitar al cliente una información clara sobre el producto y las condiciones de devolución. Muchas de las disposiciones de esa norma tampoco atañen a estos intermediarios a menos que presten más de 75.000 euros, ni a los que facilitan contratos en forma de “facilidad de descubierto” (operaciones en las que se prestan fondos que superan el saldo en la cuenta a la vista del consumidor) y que tengan que reembolsarse en un mes.

Un completo informe que acaba de publicar la asociación de consumidores Adicae alerta de que la publicidad de los minipréstamos “no es nada clara y la mayoría de las veces está incompleta”, principalmente en los servicios anexos y en los costes. “Los términos no aparecen, se destacan las típicas frases de que se puede pagar en cómodas mensualidades, pero en ningún caso se indica claramente el coste final del crédito”. Adicae también encontró “condiciones usurarias” y productos vinculados, como seguros, colocados mediante cláusulas que incrementan considerablemente el coste del préstamo de forma opaca. Otra de sus técnicas es cobrar por la llamada a una centralita que, muchas veces, deja al cliente esperando (la mayoría utiliza teléfonos 902 y en algunos casos ofrecen la posibilidad de utilizar líneas más caras para un “trato preferente” que evita esperas).

El ratio de morosidad de estas empresas es un misterio, como también lo es el dinero que mueven. Un portavoz de Wonga, por ejemplo, asegura que no puede dar esa información aunque aclara que rechazan el 80% de las peticiones. “No obstante, la compañía fomenta una política de préstamos responsable y es por ello que promueve la devolución del dinero antes de la fecha de vencimiento. Un 39% de los clientes devuelve su préstamo antes de tiempo”. Wonga, como la mayoría, sólo solicita que el usuario certifique que es mayor de edad, residente en España y que tenga una cuenta bancaria y una tarjeta de débito asociada a esa cuenta.

Algunas empresas, como Zaimo o Microcrédito Garantizado, incluso aceptan clientes entre personas que están en registros de morosos (Asnef, Rai). Otras, como OK Money, limitan sus servicios a menores de 65 años. En algunos casos los prestamistas ofrecen la posibilidad de dejar en garantía la casa, el coche o artículos de alta tecnología. Un enorme peligro, según alertan Adicae, “porque la compañía puede iniciar un procedimiento de embargo sobre el bien que garantiza el crédito, cuyo valor puede ser muy superior a la cantidad adeudada”. En la OCU añaden que las condiciones de estas empresas “son absolutamente desaconsejables”.

¿Qué pasa cuando no se paga? El proceso varía de un prestamista a otro. Lo explica un portavoz del comparador HelpMyCash. “Algunos minicréditos permiten solicitar prórrogas que suelen tener una duración de entre unos pocos días hasta un mes. El precio de las prórrogas varía; en cualquier caso, el prestamista debe facilitarle las tarifas al cliente antes de la firma del préstamo”. A veces las compañías recurren a otras empresas de cobro. Una de ellas es Intrum Justitia. “Conseguimos altas tasas de éxito en la recuperación amistosa. Muchas veces se ofrecen planes de pago ajustados a la capacidad del cliente”. Niegan acosar a los morosos. “A nadie le gusta que le reclamen deudas, de ahí que haya algunos comentarios de personas ofendidas. Pero en general la mayoría tienen la voluntad de devolver los préstamos”.

Si la empresa de cobro falla el siguiente paso sería incluir al deudor en un registro de morosos, siempre que la deuda tenga una antigüedad de un mes. En última instancia el confiado cliente que había pedido unos cuantos cientos de euros termina en los juzgados.

Para Joaquín Yvancos, abogado del despacho Yvancos, estas empresas que no están sujetas a regulación bancaria son expertas en arruinar a sus clientes. “Cuando uno se da cuenta, la deuda se ha multiplicado. Utilizan técnicas coercitivas para cobrar y al final los familiares con dinero acaban rescatando al deudor. Con el agravante de que suelen ser personas que lo están pasando mal y que pueden, en algunos casos, llegar a quedarse sin sus propiedades”.

Una web advierte: “A diferencia de otras financieras nosotros no te aconsejaremos hacer pequeños pagos que nunca cancelan la deuda. Así que, por favor, piénsatelo bien antes de solicitar el préstamo porque tendrás que devolverlo en el plazo convenido”.

Consejos prácticos

El número uno: no pida un préstamo si no puede pagarlo. Parece una obviedad, pero la auténtica pesadilla puede empezar ahí. La mayoría de los prestamistas utiliza todo tipo de técnicas para evitar llegar a los juzgados, como aconsejar hacer pequeños pagos mensuales que se cronifican con el aumento de intereses. Una pequeña cantidad concedida puede duplicarse o triplicarse en poco tiempo. En el peor de los casos se ejecutarán las garantías aportadas en el contrato, por lo que pueden llegar a embargar nóminas o bienes.
Lea atentamente las condiciones. No se deje llevar por la publicidad o por la necesidad de conseguir el préstamo. Tiene derecho a conocer con carácter previo el contenido de las condiciones contractuales.
Solicite una oferta vinculante. Muchas compañías, según denuncia Adicae, muestra un cronómetro que indica el minuto exacto de recepción del crédito o chats instantáneos con comerciales. Esto hace que el consumidor no tenga margen suficiente para pensar en los riesgos ni leer con calma lo que está contratando o solicitar una oferta vinculante.

Compartir este post
Repost0

Seis claves para acabar con la obesidad infantil

Publicado en por pablo

La obesidad infantil está constituyendo un problema de dimensiones alarmantes en muchos países y supone un problema grave que se intenta abordar con urgencia desde diversos frentes. Incluso la Organización Mundial de la salud ha establecido recientemente una Comisión para acabar con la obesidad infantil, encaminada a examinar y aportar claves para afrontar esta epidemia.

Y es que, aunque se conoce que se puede hacer mucho contra la obesidad de los niños desde el ámbito familiar, desde la escuela, desde la sanidad, el ámbito comunitario... no siempre existen los recursos o la información o la preocupación suficiente para hacer efectivas muchas medidas y el problema sigue creciendo a un ritmo alarmante.

Analizando las claves para acabar con la obesidad que repasamos a continuación, fijadas por la OMS, parece que todo queda en manos de los gobiernos, de los responsables de hacer leyes y políticas. Pero si no hacemos fuerza "desde abajo", probablemente estas medidas no se oigan, se dejen pasar, se subestimen en perjuicio de la población (y a menudo en beneficio de las grandes multinacionales de alimentación).

Además, como padres responsables hemos de informarnos sobre lo que es mejor para nuestros hijos y para toda la familia, de modo que establezcamos unos hábitos saludables que pongan freno a la obesidad y el sobrepeso.

Es en el informe titulado "Acabar con la obesidad infantil", donde la OMS ha elaborado un conjunto de recomendaciones para combatir con eficacia la obesidad en la infancia y la adolescencia en diferentes contextos tras mantener consultas con más de 100 Estados Miembros. Son las siguientes:

Seis claves contra la obesidad infantil

Aplicar programas integrales que promuevan la ingesta de alimentos sanos y reduzcan la ingesta de alimentos malsanos y bebidas azucaradas entre niños y adolescentes. Información accesible para toda la sociedad, impuestos sobre las bebidas azucaradas, establecer etiquetados fáciles de interpretar... son algunas de las medidas en este primer punto.

Aplicar programas integrales que promuevan la actividad física y reduzcan los comportamientos sedentarios en niños y adolescentes. Por ejemplo, velando por que en las escuelas y los espacios públicos haya instalaciones donde todos los niños (incluidos los niños con discapacidades) puedan participar en actividades físicas en las horas de recreo.

Integrar y fortalecer las orientaciones para la prevención de las enfermedades no transmisibles con las pautas actuales para la atención pregestacional y prenatal a fin de reducir el riesgo de obesidad infantil. Porque la salud de nuestros hijos empieza incluso antes del embarazo, y conviene controlar la hiperglucemia y la hipertensión durante la gestación, el aumento de peso para que sea adecuado...

Ofrecer orientaciones y apoyo al establecimiento de una dieta sana y de pautas de sueño y de actividad física durante la primera infancia a fin de que los niños crezcan de forma adecuada y adquieran hábitos saludables. Controlar la comercialización de leche artificial, promover las ventajas de la lactancia materna, velar por que todos los servicios de maternidad practiquen plenamente los Diez pasos hacia una feliz lactancia natural... se incluyen en este apartado.

Aplicar programas integrales que promuevan entornos escolares saludables, conocimientos básicos en materia de salud y nutrición y actividad física en niños y adolescentes en edad escolar. Aquí habría que establecer normas para las comidas que se ofrecen o se venden en las escuelas, de modo que cumplan las directrices sobre una nutrición sana y eliminar en entornos escolares el suministro o la venta de alimentos malsanos.

Ofrecer a niños y jóvenes con obesidad servicios para el control del peso corporal que reúnan diversos componentes y se centren en la familia y en la modificación del tipo de vida. Es decir, preparar y poner en marcha servicios adecuados para el control del peso como parte de la cobertura sanitaria universal, a cargo de equipos integrados por varios profesionales con formación y recursos adecuados.

Como vemos, se trata de actuaciones desde distintos ámbitos y donde parece que la familia no tenga mucho que decir. Pero, con nuestra responsabilidad y la propia búsqueda de información como padres en el caso de carecer de ella sí podemos tener un papel muy positivo en la salud de los pequeños. También podemos, en otra dirección, exigir a los gobernantes que tengan en cuenta y apoyen estas claves.

Esperemos que cada vez se tengan más presentes estas seis claves para acabar con la obesidad infantil y de este modo nuestros hijos, los hijos de nuestros hijos y las siguientes generaciones crezcan y vivan más sanos.

Compartir este post
Repost0

¿cuál es el futuro de los deportistas de élite?

Publicado en por pablo

Durante estos días en los que han tenido lugar los Juegos Olímpicos de Río 2016 hemos centrado toda nuestra atención en los deportistas de élite a nivel mundial. Ellos son los mejores del mundo: atletas que llevan años entrenando y dedicando su vida por completo al deporte para, primero, ganar una plaza en las olimpiadas y, después, intentar conseguir una medalla que les lleve a lo más alto de su carrera y que les traiga el reconocimiento que merecen.

Pero, ¿qué pasa cuando la competición termina? ¿Qué les queda a los atletas de élite cuando terminan su carrera? El documental Del podio al olvido, emitido en Documentos TV, nos da algunas de las claves de la vida de los atletas después de su retirada.
Del podio al olvido y el futuro de los deportistas de élite

En el documental, que os recomiendo que veáis (dura una hora aproximadamente) distintos deportistas olímpicos hablan de su experiencia una vez dejada atrás su carrera deportiva. Grandes deportistas que han marcado hitos en el deporte español, como Carolina Pascual en la gimnasia rítmica, se han encontrado perdidos al dejar el mundo del deporte.

El problema básico que denuncian en el documental es que durante los años en los que ellos han competido, sobre todo en la década de los 80 y los 90, han ganado medallas para España y al terminar su carrera se han visto sin una formación adecuada y sin una experiencia laboral que pudiera allanar el camino de su integración en la sociedad. Centraron todos sus esfuerzos en su carrera deportiva, pasando los estudios o el trabajo a un segundo plano, y una vez finalizada su vida de competición no encuentran el camino a seguir.

Muchos de ellos han querido seguir ligados de alguna manera al mundo del deporte pero, a pesar de tener una amplia experiencia como deportistas, no contaban con la formación requerida para cubrir los puestos de trabajo. Sin una formación de grado medio o superior y sin haber cotizado casi ningún día en la seguridad social, el final de la vida deportiva y comienzo de la vida "normal" de aquellos que un día fueron deportistas de élite, sobre todo si ya cuentan con una cierta edad, puede hacerse muy cuesta arriba.


La importancia del trabajo psicológico

Durante el documental podemos conocer también la opinión de los psicólogos que trabajan con los deportistas, que consideran que al término de la carrera deportiva se produce normalmente (aunque cada caso es diferente) una sensación de pérdida que debe ser afrontada por el deportista. El período de adaptación a una nueva forma de vida, aun cuando se tiene un futuro asegurado gracias a un trabajo o a unos estudios, es difícil y duro para el deportista de élite.

En la actualidad y desde hace ya unos años, los deportistas de élite españoles trabajan codo con codo con psicólogos que no solo les preparan para la dureza de la competición, sino que forman a nuestros deportistas para que al final de su carrera deportiva sean capaces de crear un proyecto de vida y de desarrollo personal. Para crear una base sobre la que se pueda sustentar el deportista cuando deje de competir.

Al hablar de este tema, los psicólogos destacan la importancia de relacionarse con otras personas que estén "fuera de la burbuja del deporte de élite" (cuando los deportistas se encuentran en el CAR, conviven allí con otros atletas, normalmente lejos de su familia y de sus amigos). Personas que puedan darles otra visión sobre la vida y la sociedad que van a encontrar cuando dejen de competir.


El caso de Las niñas de oro
Otro documental interesante que podéis ver sobre este tema es el de Las niñas de oro: este es el nombre que recibieron por parte de la prensa las integrantes del conjunto nacional de gimnasia rítmica que ganó el oro en Atlanta 96, alzándose por encima de las rusas y bielorrusas, las potencias más importantes (también a día de hoy) en este deporte.

Años después de haber ganado la medalla que, les dijeron, les cambiaría la vida, Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca, Estíbaliz Martínez y Maider Esparza (suplente no convocada para Atlanta pero sí para las anteriores competiciones) grabaron un duro documental en el que nos cuentan cómo fue su camino hacia los Juegos Olímpicos y qué pasó después.

Todas ellas denunciaron el verse desatendidas por la Federación tras su retirada: a pesar de haber ganado un oro histórico para España, en el documental cuentan cómo no recibieron ningún tipo de orientación por parte de la Federación en su re-integración en la sociedad. Tania Lamarca reflejó toda su vivencia antes, durante y después de la medalla de oro olímpica en el libro Lágrimas por una medalla.

Las siete gimnastas se retiraron muy pronto y pudieron retomar sus estudios e integrarse plenamente en el mundo laboral. Esto puede ocurrir en disciplinas como la rítmica, donde el período de competición de un deportista es muy corto (rara vez llegan a competir con 30 años: Carolina Rodríguez, olímpica este año, ha sido la gimnasta más longeva en unos Juegos Olímpicos).


Los programas de ayuda a los deportistas

Los atletas de élite viven por y para el deporte, y su vida se centra en entrenar, conseguir las marcas necesarias para estar en las grandes competiciones y mejorar esas marcas día a día. Para ello dedican la mayor parte de su jornada al entrenamiento, generalmente concentrados en los centros de alto rendimiento donde tienen a su disposición las instalaciones necesarias, el personal adecuado (entrenadores, psicólogos, fisioterapeutas...) y el ambiente idóneo para dar lo mejor de ellos mismos.

Esto se puede hacer, en parte, gracias a la puesta en marcha del Programa ADO o Plan ADO que se dedica a apoyar el desarrollo y promoción de los deportistas nacionales de alto rendimiento a nivel olímpico a través de la concesión de becas. Este plan se puso en marcha a partir de 1988, y ha dado sus frutos en forma de medallas con el consiguiente reconocimiento del deporte español a nivel mundial.

También disponemos en la actualidad del Programa de atención al deportista de alto nivel PROAD, desde el cual se intenta dar respuesta a las necesidades formativas y profesionales de los deportistas de alto nivel. Así, este programa pretende facilitar la integración laboral y social al terminar la carrera deportiva. Además, se motiva a los deportistas para que sigan cursando sus estudios, facilitando la asistencia a las clases y a los exámenes, para que el día de mañana puedan tener una formación que les facilite el acceso a un trabajo.

Algunas compañías, como por ejemplo Adecco, tienen un programa específico para facilitar la reinserción laboral de los deportistas de alto rendimiento, teniendo en cuenta que hayan tenido que dejar de lado sus estudios para dedicarse a su carrera deportiva.

Compartir este post
Repost0